El espíritu humano

El espíritu humano tiene ese orgullo sin límites que consiste en no reconocer jamás otras lecciones que las suyas propias. Pero tiene un don de comprensión tan sin límites como su orgullo, y el uno explica al otro, y ninguno de los dos puede extenderse demasiado mientras se extienda en compañía del otro. Los más recónditos secretos del arte duermen con los dos.

Walt Whitman, Hojas de hierba

Walt Whitman